Track

Política de Anti-Corrupción

Global International Relocation no tolerará cualquier soborno

La corrupción, soborno o intento de soborno son inaceptables. Esto se aplica ya sea ofreciendo un soborno, o aceptando un soborno. Va en contra de los valores centrales de Global International Relocation de llevar a cabo negocios a los más altos estándares legales, morales y éticos.

El soborno y la corrupción están cubiertos por leyes y estatutos nacionales e internacionales. Estas leyes a menudo requieren que las empresas tengan medidas estrictas y proactivas para detectar y prevenir prácticas corruptas.

Declaración

Global International Relocation se compromete con el comportamiento legal y ético, y se abstiene de hacer cualquier cosa que perjudique los intereses de la organización, otros afiliados, clientes o la industria. Tomaremos medidas para asegurarnos de que estén completamente informados de las regulaciones aplicables y supervisaremos a nuestros empleados y socios comerciales para garantizar el cumplimiento total y continuo.

Medidas Legales

Global International Relocation se asegurará de que conozcan todas las leyes aplicables que contrarrestan el soborno y la corrupción en todas las jurisdicciones en las que operamos, y que obedeceremos y respetaremos esas leyes.

Las leyes que se aplican a nuestras actividades comerciales incluyen aquéllas en las que se llevan a cabo nuestras actividades, así como otras que rigen las operaciones internacionales y los ciudadanos con respecto a su conducta tanto en el país como en el extranjero.

Comportamiento Ético

Como demostración de nuestro compromiso, nos comprometemos a adoptar un enfoque de cero tolerancias al soborno y la corrupción. En todo momento, Global International Relocation actuará de manera profesional, justa y con la mayor integridad en todos los negocios y relaciones. Esto se aplicará donde sea que operemos.

CÓDIGO DE CONDUCTA

Global International Relocation, se compromete a:

  1. Nunca participar en ninguna forma de soborno, ya sea directa o indirectamente.
  2. Nunca ofrecer o realizar un pago inapropiado, o autorizar un pago inapropiado (en efectivo o de otro modo) a cualquier persona, incluido cualquier funcionario local o extranjero en cualquier parte del mundo.
  3. Nunca intentar inducir a un individuo o funcionario local o extranjero a actuar de manera ilegal o inapropiada.
  4. Nunca ofrecer, o aceptar, dinero o cualquier cosa de valor, como obsequios, sobornos o comisiones, en relación con la adquisición de negocios o la adjudicación de un contrato.
  5. Nunca ofrecer ni brindar ningún obsequio o señal de hospitalidad a ningún empleado público o funcionario o representante del gobierno si existe alguna expectativa o implicación para un favor de devolución.
  6. Nunca aceptar ningún regalo de ningún socio comercial si hay alguna sugerencia de que se espere o implique un favor de devolución.
  7. Nunca facilitar los pagos para obtener un nivel de servicio al que normalmente no tendría derecho.
  8. Nunca ignorar o dejar de informar cualquier indicación de pagos inapropiados a las autoridades apropiadas.
  9. Nunca inducir o ayudar a otra persona a infringir ninguna ley o regulación aplicable.